Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
¿Por qué las mujeres emprenden menos que los hombres?

¿Por qué las mujeres emprenden menos que los hombres?

Que las mujeres emprenden menos que los hombres es una triste realidad. Sin embargo, muchas de ellas han conseguido grandes logros en sus vidas profesionales. Tras el fallecimiento de Liliane Bettencourt en septiembre de 2017, Alice Walton se ha convertido en la mujer más rica del mundo. Es una de las herederas del imperio americano de supermercados Walmart y su fortuna está valorada en 46.000 millones. La mayor parte de las mujeres que encabezan la lista Forbes son herederas de esta fortuna; sin embargo, un cuarto de ellas son emprendedoras.

¿Cuál es el problema? ¿Por qué las mujeres emprenden menos?

Se puede considerar que todavía la mujer no ha encontrado su sitio en el ámbito empresarial. Quizás sea por el machismo que aún reina en las altas esferas. Un informe de la OCDE explica cuáles son las claves de esta gran diferencia de emprendimiento.

  • Las mujeres lideran generalmente pequeñas empresas menos dinámicas que los hombres y son más susceptibles de trabajar en sectores de menor capital. Entre ellos, servicios a particulares, sectores que generan habitualmente ventas mínimas y poco sostenibles.
  • Las motivaciones y las intenciones que empujan a las mujeres a llegar a ser CEO son diferentes de las que tienen los hombres. Parece que algunas mujeres eligen la vía de trabajador autónomo con el fin de mejorar su equilibrio entre la vida privada y la vida profesional. Mientras que otras trabajan por su cuenta con el fin de evitar el llamado “techo de cristal” presente en el mundo empresarial. Es importante, para cada una, la posibilidad de elegir su vida sobre la marcha del trabajo, y por tanto, las mujeres parecen disponer de un potencial de creación empresarial latente que no se ha explotado. Los dirigentes políticos deben liberar este potencial reconociendo que las mujeres constituyen un grupo heterogéneo compuesto de una multitud de motivaciones, de intenciones y de proyectos.
  • En el momento de crear una empresa, las mujeres se enfrentan a diversos obstáculos, entre los cuales se citan sobre todo las actitudes sociales y culturales disuasivas, competencias empresariales menos desarrolladas, dificultades para obtener financiamiento para empezar su actividad o redes empresariales menos eficaces. Las herramientas internacionales hacen que las formaciones y las subvenciones participen para hacer caer estas barreras, pero estos acercamientos no se aprovechan en el conjunto de la población y deben ser reforzados por otros instrumentos.
  • Hoy en día, diversos enfoques políticos de apoyo al empresariado femenino comienzan a aparecer. Numerosos países exploran el potencial contenido en los procedimientos de contratación pública para abrir nuevas puertas a las mujeres. Muchos las apoyan si son jefas de empresas en vías de crecimiento, a través de incubadoras de empresas y aceleradores y la creación de una infraestructura favorable al capital-riesgo.
  • Las condiciones institucionales en su conjunto deben ser igualmente mejoradas. La cultura forma parte de los aspectos que deben ser vigilados. Los líderes de empresas están fuertemente influenciados por los ejemplos que son dados y por el contexto social.

A pesar de ello, desde Aglobal estamos completamente involucrados en el desarrollo de la mujer en el ámbito empresarial. A todas vosotras os brindamos la oportunidad de poder crecer tanto en el plano laboral como en el plano personal.

Deja un comentario